Construyendo una terraza de madera

Traducido al español por Sergio

Cuando visité a mi hermana me dijo que tener una pequeña terraza de madera sobre el porche de entrada seria genial. Echando un vistazo a la situación, había espacio para una terraza de más o menos 7 pies por 8 pies y pensé que debería ser capaz de construirla en más o menos un día, así que acepté el desafío y construí la terraza de madera...

La cubierta encima del porche consiste en un tejado ligeramente inclinado, cubierto con tela asfáltica. No quería que la terraza quedase con la inclinación del tejado. Tampoco quería que quedase demasiado elevada sobre la cubierta, así que usé madera de 2x4 que ajusté contra el borde superior del tejado contra la casa.

En la foto de la izquierda pongo una de las tablas tratadas para terraza contra los ladrillos de la pared para asegurarme de que cortaría todas las vigas de forma que me quedarían a la misma altura.


Ajusto las vigas al tejado marcando una línea con un lápiz a una distancia fija desde el tejado, mientras el 2x4 está sujeto en el otro lado a la altura deseada más la altura desde la superficie del tejado a la punta del lápiz que uso sobre un taco de madera para marcar. El tejado estaba suficientemente plano como para que las líneas quedasen lo bastante rectas para que pudiese cortarlas con la sierra circular.

En la parte baja ya había en el tejado algunos bloques de apoyo de la anterior barandilla que había allí, aunque estos necesitaban alguna reparación. Estos bloques son básicamente una pieza de madera tratada sobre el tejado con cemento para tejados embadurnado alrededor de los bordes y un trozo de teja asfáltica encima. Esto debería prevenir que el agua fluyese hacia donde se aplica la carga, así que con suerte no habrá goteras causadas en las zonas donde descansa la terraza. Aunque en la parte más cercana a la casa descansé las vigas sobre una teja asfáltica extra que puse sobre el tejado. Con ellas ajustadas al tejado creo que deberían aplicar la presión de manera uniforme y no causar una perforación de la tela asfáltica.


Lo siguiente fue colocar las tablas de la terraza. Usé tablas tratadas para terraza de 5/4" que tenían un grueso real un poco menor que la medida 'nominal' especificada. El grueso real era 1".

No quería tener que cortar el ancho de la última tabla para ajustarla, así que atornillé en su sitio la primera tabla y la última y luego miré cuanto hueco tendría de sobra. El espacio entre las dos tablas de la derecha es el hueco total con el que tuve que trabajar. Distribuí todas las tablas uniformemente de manera que todos los espacios entre ellas fuesen más o menos del mismo tamaño. Primero dividí el hueco en dos huecos iguales, uno en el mismo sitio y el otro en el lado opuesto de la terraza. Luego atornillé la tabla del medio de la terraza de manera que solo tuve que espaciar a ojo la mitad de las tablas de cada vez.

Quería huecos entre las tablas para permitir el aireamiento de manera que se pudiese secarse cuando lloviese.


Para hacer la barandilla, distribuyo los listones a distancias iguales a lo largo de la barandilla de manera que no acabo teniendo un hueco raro en el medio. Por supuesto esto significa que el tamaño real del hueco entre balaustres resulta ser un número incómodo. Siempre uso una calculadora y una cinta métrica para este tipo de tareas. Uso la calculadora para calcular la posición de cada listón y la marco con la medida de la cinta métrica. Incluso cuando trabajamos en un proyecto con todas las medidas en pulgadas, es mejor hacer esto en sistema métrico decimal, ya que al menos va de diez en diez.


Y uniendo la piezas de la barandilla. Hice esto sobre el suelo. Habría sido mejor tener un par de caballetes para hacer esto para evitar tener que doblarme tanto, pero no tenía ningún caballete a mano y de todas maneras no habría tenido espacio en esta pequeña terraza.

Cada balaustre tiene un tornillo en la parte superior y dos en la inferior. Usé dos tornillos en la parte de abajo para que esta forma de escalera tuviese más rigidez, especialmente para evitar que se moviese de lado a lado. Sin poste en la esquinas anclados en algún sitio, es la rigidez propia y el hecho de que las partes de la barandilla estén unidas en esquina, lo que mantiene el conjunto entero de pie y rígido.


Una de las barandillas montada. Para unirla al muro atornille el último balaustre a los ladrillos. Eso si, usé un listón de 2x4 en lugar de uno de 2x2 para darle una resistencia extra.

También puedes ver hacia la izquierda un conjunto de listones que acabo de cortar a su medida. Necesitaba listones más cortos que los que tenían, además de que quería que la parte superior quedase a escuadra, así que tuve que cortar la cabeza de todos los listones. Hice esto por tandas colocando 10 listones uno al lado del otro y cortándolos de una vez.


En esta foto se ve como se montan las esquinas.

Quería realmente que las esquinas fuesen fuertes. En las esquinas de postes, los postes tan solo descansan sobre la superficie de la terraza, con unos pocos tornillos metidos en diagonal para sujetarlos. Eso no es suficientemente resistente para aguantar la fuerza de alguien apoyado contra la barandilla.

La barandilla se sostiene en pie principalmente por su propia rigidez y por como se unen las esquinas. Así que si repentinamente las esquinas se desmontasen, la barandilla entera, más quien estuviese apoyado contra ella, podrían de repente caerse del tejado.

Por eso las esquinas tienen montones de tornillos sujetando las piezas unidas. En la foto de la izquierda se ve el ensamblado de la esquina prácticamente terminada. No me di cuenta de sacar una foto de la esquina terminada antes de colocar la tabla en la parte superior de la barandilla.


La ilustración de la izquierda se ve como se atornillan las piezas para montar la esquina. Las dos piezas verticales de 2x4 de la derecha que forman una especie de poste también ayudan a sujetar las piezas horizontales de 2x4 unidas.


Para finalizar puse algunas tablas horizontales en la parte superior de la barandilla. Esto hace que el pasamanos de la barandilla sea una buena superficie ancha para poner sobre ella cosas como pueden ser las tazas de café. Desafortunadamente eso también convierte a la barandilla un lugar tentador en el que sentarse, lo que no es tan buena idea considerando la distancia que hay hasta el suelo del otro lado.


En esta toma se ve mejor como está unida la barandilla al muro. El listón vertical de 2x4 está en el lugar del último balaustre y está atornillado en los ladrillos usando cinco tornillos de anclaje de 3.5" de largo.


Y aquí está mi sobrino de 18 meses. Le apasionan las escobas y en cuanto me vio barriendo quiso la escoba. Aunque creo que aún necesita trabajar su técnica para barrer.


Y finalmente la terraza, vista desde abajo. Con los árboles cerca de ella es realmente un sitio chulo y privado desde el que pasar el rato mirando la calle. ¡Ojalá tuviese algo así en mi propia casa!



Mira también:

Cabaña rústica remota
de Alain Vaillancourt's

Más proyectos de mejora del hogar

Volver a mi página web de Carpintería