Soportes de pared para herramientas

(Una alternativa al tablero de clavijas)   Traducido al español por Sergio

Mucha gente usa tableros de clavijas para colgar herramientas en la pared al alcance de la mano. Pese a que ofrece mucha flexibilidad, yo personalmente encuentro el tablero de clavijas un poco feo. Resulta mucho más bonito fabricar un conjunto de soportes de madera adaptados para colgar las diferentes herramientas.

Desde luego, es sorprendente la cantidad de tiempo que lleva fabricarlos, pero el resultado es muy satisfactorio. En la foto superior se ve la pared sobre el banco de trabajo donde tengo mi taladro de columna. Desplacé el taladro de columna a un lado para sacar estas fotos.

El soporte para destornilladores es el más sencillo de fabricar. Tan solo es un trozo de tablero fijado a la pared con un montón de agujeros en él. También tiene una ranura para colgar las tijeras.

Como está justo a la derecha del taladro de columna, uso alguno de los agujeros para las llaves de apriete del portabrocas.

Para colgar un montón de alicates es más sencillo engancharlos en el borde de una pieza de madera. De esta manera entran un montón de alicates en poco espacio. La pieza de madera de este soporte está biselada hacia el borde superior, para que no fuerce a los mangos a abrirse demasiado.

La verdad es que de momento solo está medio llena de alicates.

El soporte para el calibre es un pieza de madera con una cuidada forma. Tiene un canal en el medio para la regla del calibre y un gancho a cada lado para sujetar la parte deslizante. Lo coloqué de forma que no quedase lejos de la sierra de mesa, ya que la mayoría de las veces uso el calibre en combinación con la sierra de mesa.

También tengo un calibre analógico (con reloj o esfera), pero lo mantengo en su caja en el cajón. Los calibres con escala Vernier son mucho más invulnerables al polvo, mientras que cualquier otro más sofisticado podría atascarse.


Otro entretenido de hacer fue el soporte para los formones. Taladré los agujeros de manera que tocasen ligeramente el borde de la pieza de madera. Después corté desde el borde hacia los agujeros de forma que es posible deslizar dentro los formones desde el frente. Los agujeros son ligeramente más anchos en la parte superior y en la inferior - Más anchos en la parte superior para agarrar mejor el mango y en la inferior para tener más espacio para los formones más anchos.

Los dimensioné para que funcionasen mejor con el juego de formones de la marca Marples, aunque también funcionan con mis otros formones.

Un soporte para los martillos.

La maza de madera de la derecha es de fabricación casera. Es bastante fácil fabricarse una. No entiendo por qué la gente las compra cuando son tan sencillas de hacer.

A la derecha está el gramil y la falsa escuadra, y una graciosa sierra de dientes finos colgando a la izquierda de ellos.

Soportes para los cepillos de mano. Estos necesitan mucho tiempo de fabricación.

Pensé que en ocasiones podría querer tener el juego de brocas más a mano, así que fabriqué un soporte para las cajas índice y lo puse en un estante.

Originalmente, la caja índice de mis brocas era del tipo que viene en una caja metálica como la de la derecha, pero ese tipo de cajas no se presta bien a ser puesta en un estante estrecho.


Siempre encontré incómodo usar el índice de las brocas en su caja original, y nunca me dio por llevarla fuera del taller. Generalmente la caja terminaba cogiendo virutas de madera incrustadas en ella. Así que corté la caja de metal y fabriqué una base de madera en la que se insertan las filas de brocas.

Por otro lado, mi set de brocas con punta para madera vino en un soporte de plástico. Le corté la parte del fondo y lo encolé con pegamento en caliente en una pieza de madera para evitar que se volcase. Este fue mucho más sencillo de hacer.

Mi conjunto de brocas de cazoleta, con brocas que van hasta un diámetro de 2" vino en una bonita caja de madera. Pero dejándola cerca del taladro de columna siempre terminó llena de virutas. Así que finalmente decidí simplemente hacer un estante para colocar todas esas brocas.

Para las brocas más grandes taladré un agujero muy poco profundo en la base de cada una de forma que es sencillo comprobar qué tamaño de broca va en cada agujero.
No uso las brocas más grandes tan a menudo, por lo que decidí hacer agujeros enfrente de ellas para más brocas y accesorios.

A la izquierda hay un poco de espacio en el que podría perfectamente taladrar agujeros para colocar más cosas. Por el momento es el lugar para colocar el soporte índice de las brocas con punta para madera.

Todos los agujeros para las brocas están taladrados totalmente hasta el fondo, pero con la parte del fondo del agujero con un menor diámetro. De esa manera cualquier viruta de madera que pueda meterse en los agujeros puede salirse por el fondo, pero no permite que las brocas se caigan por los agujeros.

Un soporte para algunas herramientas de talla.

Quise que se pudiese ver la parte de abajo de las herramientas, de manera que se qué herramienta estoy agarrando. Pero al mismo tiempo no quise que las partes afiladas del final sobresaliesen por la parte de abajo del soporte. Por eso este soporte tiene una especie de perfil en forma de C (nota del traductor: La pieza de arriba, la de abajo y la que va contra la pared forman el perfil en C). Realmente la parte de abajo está ahí como guarda de protección.

Soportes para algunas escuadras. La escuadra de la derecha es una escuadra de ingeniero del metal. La escuadra de la izquierda es una escuadra rafter (nota del traductor: Usada por los carpinteros que levantan las estructuras de madera para fabricar casas). Ambas son muy fiables como escuadras. La escuadra rafter es barata pero muy fiable como escuadra, desde el punto de vista de que debería estar totalmente destrozada para en algún momento perder la escuadra.

En el medio hay un pequeño cepillo de palma. Uso este un montón - generalmente para poner un ligero bisel en los bordes de las piezas de trabajo. Biselar los bordes hace que los muebles tengan mucho mejor al tacto, y es mucho más rápido que lijar los bordes para dejarlos redondeados. Incluso para redondear los bordes, si comenzamos biselándolos tendremos que lijar menos.

Un soporte para la mordaza de apriete del taladro de columna. Tan solo dos ganchos en una pieza de contrachapado. La pieza está atornillada a la pared a través de los ganchos. De esa manera los ganchos no son propensos a desprenderse debido al tornillo de apriete relativamente pesado.

Y un soporte para los pequeños sargentos metálicos. Este no está en la misma pared que el resto de soportes de herramientas. Fijarse en el perfil de la pieza superior (mirad el extremo a la izquierda). Le di forma de manera que los pequeños sargentos descasan perfectamente en la parte superior y permanecen verticales.


Y una vista general de como quedan con mi banco de trabajo y el taladro de columna. Aún hay algún espacio libre en la pared. Con el tiempo estoy seguro de que usaré cada centímetro de ella...

... Eso fue en 2008. Con respecto a en 2012, ¡esa pared ha quedado bastante llena!



Volver a mi página web de Carpintería